Indicaciones

Prácticamente todos pueden beneficiarse de la osteopatía, desde recién nacidos hasta gente de edad avanzada. Siempre se procura personalizar e individualizar el tratamiento para enfocarlo de la mejor forma posible a la persona que se trata, teniendo siempre en cuenta su situación emocional y psicosocial. Ni todas las personas son iguales, ni se ven afectadas del mismo modo delante de las disfunciones que padecen.

Las diferentes indicaciones son:
Afectaciones de la columna vertebral: cervicalgia, lumbalgia, artrosis, problemas degenerativos, tortícolis, latigazo cervical, discopatías (protrusiones y/o hernias discales), ciática, contracturas...
Afectaciones articulares periféricas: esguince, tendinopatías, síndrome subacromial, síndrome del túnel carpiano...
Trastornos digestivos: restreñimiento, reflujo, hernia de hiato, flatulencias, digestiones pesadas, colon irritable...
Trastornos de la articulación mandibular (ATM): dolor articular, ruidos y crepitaciones, bruxismo, sub-luxaciones
Dolor de cabeza o cefaleas y ciertas migrañas.
Afectaciones funcionales neurológicas: trastorno del equilibrio (vértigo), neuralgias (fasciales, del trigémino, de Arnold), afectaciones periféricas (dolor y/o hormigueo de las extremidades)...
Afectaciones funcionales infantiles: trastornos digestivos (cólico del lactante, restreñimiento, regurgitación, problemas a la succión…), trastornos de comportamiento (intranquilidad, trastornos del sueño)...
Trastornos del sistema uro-ginecológico: incontinencia urinaria, cistitis de repetición, menstruaciones irregulares y/o dolorosas, amenorrea, dispareunia (relaciones sexuales dolorosas), prolapsos, ciertos casos de infertilidad mecánica, molestias durante el embarazo y post-parto, recuperación del periné en el periodo post-parto (recuperación de las cicatrices de las episiotomías, cesáreas…), prostatitis...
Trastornos respiratorios: bronquitis, asma...
Problemas del sistema ORL: otitis-sinusitis de repetición, afonía
Malestar general, fatiga, ansiedad, estrés...